domingo, 22 de abril de 2007

CLASES DE DUENDES

Existen muchas clases de duendes.

Son esos seres diminutos que, según el folklore popular, viven entre las flores, de los bosques, y no hay que confundirlos con los gnomos, porque los duendes tienen poderes mágicos como las ninfas o las hadas.
El color de su piel puede variar: los hay azules, verdes y rojos, pero los más frecuentes son los que se parecen al hombre, aunque muchísimo más pequeños. Sus casas son a menudo grandes setas , y es muy difícil localizar donde se encuentran sus diminutos poblados. Diminutos en cuanto al tamaño de sus viviendas, pero no en población, porque a los duendes les encanta vivir en comunidades grandes.
Si quieres buscarlos no es sencillo, pero tampoco imposible; porque al igual que las hadas o las ninfas, sienten debilidad por los niños, porque en el fondo ellos son niños, y es fácil encontrarlos si conservas esa chispa de niñez en tu interior, esa luz de inocencia y fantasía; entonces puedes llegar a verlos y disfrutar de su compañía y sabiduría. Los duendes son seres mágicos y les gusta transmitir y enseñar su magia, pero para que ello suceda, debes ser de corazón puro y noble.


Duendes de los dormitorios.

Estos duendes pertenecen a una extraña familia, agresivos e individualistas, provocan pesadillas y eligen como sus víctimas, a mujeres y niños.
Sus costumbres son nocturnas y poseen un carácter extremadamente susceptible que les conduce a adoptar actitudes despectivas u hostiles contra los hombres que les ofenden.
Tienen habilidades tales como mimetizarse, hacerse invisibles, pasar por el ojo de la cerradura,
imitar los sonidos de los animales y hacerse sentir, tocando a un ser humano con sus manos,
produciéndole un escalofrío.

Duendes domésticos.

Viven en el interior o los alrededores de las casas.
Hace siglos eran habitantes de zonas agrestes, boscosas y montañosas, viviendo en el interior de cuevas y grutas, hasta que uno de ellos se acercó a hogares humanos, primero por curiosidad y luego con el único objetivo de divertirse.
Se manifiestan preferentemente de noche.
Miden unos 50 centímetros de alto y son de aspecto humano.
Salen de noche y les encanta divertirse a costa de los humanos que duermen, molestándolos y asustándolos, aunque hay algunos a los que les encanta colaborar con los hombres en las tareas domésticas.
El nombre de DUENDE, proviene según algunos estudiosos, de la palabra "duar", que se traduce como: el que habita o el habitante.

Duendes espíritus de la Naturaleza.

Es algo difícil tratar de explicar, o hablar sobre seres que no son espíritus, ni ángeles, sinembargo, ti enen algo de todos ellos y más.
Podemos darle el nombre genérico de elementales, espíritus de la naturaleza.
Todo ellos habitan el Mágico Mundo de las Hadas. A pesar de que el hombre ha causado estragos en la naturaleza, obligándolos a ocultarse en la selva o bosques, muchos de ellos conviven y sirven con agrado a los humanos.
Para comunicarnos con ellos, debemos amar todo lo que nos rodea.
Según la ocasión y las circunstancias pueden aparecerse y no darnos cuenta, ya que tiene la virtud, de escoger la forma en la que se mostraran, que puede ser semejante a la propia naturaleza, ya sea, en forma de una piedra, un árbol, un animal, una planta y también con apariencia humana.
Estos seres, hablan, se ríen, son prudentes, pobres, ricos, sabios y locos, al igual que nosotros.
Son la imagen grosera del hombre, virtuosos y viciosos, puros e impuros, mejores y peores.